jueves, 14 de mayo de 2009

Un nuevo comienzo

Hoy hace tres días que aterricé en Bangalore, y hasta ahora no he tenido la oportunidad de explorar y empezar a conocer mi nueva ciudad. Estoy en plena fase de adaptación, ubicándome, tratando de empezar a acostumbrarme a mi nuevo alojamiento, lugar de trabajo, medio ambiente, etc.

Tengo que reconocer que mis primeras impresiones y vivencias a la llegada no han sido del todo positivas. En primer lugar, la habitación en al que se suponía que iba a vivir, al llegar no estaba ya disponible (aparte de que el precio no era el mismo que me dijeron antes de salir de Delhi), y en su lugar, estoy alojándome en una habitación alquilada en casa de una familia local. El precio no está mal, y los miembros de la familia son encantadores y muy atentos conmigo, pero la distancia es mayor de la que un principio me prometieron, lo que me obliga a aguantar el terrible tráfico de Bangalore (yo diría que incluso peor que el de Delhi), y perder bastante tiempo. Algo fatal si lo comparamos con mi situación anterior. Por otro lado, a mi habitación le falta ventilación (sólo hay un pequeño ventanuco en el baño y otro en algo que se supone que es una cocina, aunque no hay más que un fregadero), pero esto es algo que puedo sobrellevar mejor. Al fin y al cabo, apenas paso tiempo aquí.


Ya podía haber una ventana en lugar de ese espejo



En cuanto al trabajo, bien. La oficina es más pequeña y hay menos gente que en Delhi, y no se oye ni un alma. No viene nadie, excepto los estudiantes (lo cuales son muchos menos) y el niño que viene a vender samosas por las tardes. Esto tiene sus pros y su contras. Uno trabaja mucho más relajado y tranquilo, pero también es verdad que las horas pasan muy lentas, y que con el calor que hace aquí (no hay aire acondicionado, sólo ventiladores de techo que no dan abasto), no es difícil quedarse dormido. Esta situación cambiará pronto, cuando en una semana empiece un grupo nuevo.
De compañeros, sólo hay dos profesores más, David y Begoña, españoles también. Muy buena gente los dos, pero por desgracia se tienen que ir pronto para España. Me choca un montón esta falta de personal. Y es que por lo que me dicen, aquí los estudiantes no quieren profesores de español indios, sólo nativos. Nada que ver con la situación en Delhi, con un montón de grupos al mismo tiempo, y cantidad de enseñantes por todos lados.


Tráfico y más tráfico.. nada nuevo bajo el sol



Ya sé que no he hecho nada más que llegar y que aún me queda ciudad por descubrir y experiencias por disfrutar, que posiblemente no llegaré a encontrar en Delhi, pero de todas formas, ya tengo decidido que no me gustaría permanecer aquí más de un mes. No me sale rentable, ni a nivel económico ni personal, aunque la experiencia de vivir con una familia india sé que va a valer la pena y me va a ser muy enriquecedora. Veremos que tal van saliendo las cosas en los próximos días.


Aquí celebrando el cumpleaños de uno de lo hijos, como un miembro más. Sin duda, la mejor experiencia desde que estoy aquí.

4 comentarios:

Madhuvan Rishiraj dijo...

¡...a ver! Me duele mucho que estén sufriendo allí de todas las maneras posible pero como siempre has estado tan enamorado de la aventura y te mezclas tan facilmente con toda la gente, creo que te vas a encontrar mejor muy pronto.

Madhuvan Rishiraj dijo...

¡...a ver! Me duele mucho que estén sufriendo allí de todas las maneras posible pero como siempre has estado tan enamorado de la aventura y te mezclas tan facilmente con toda la gente, creo que te vas a encontrar mejor muy pronto.

paco grana dijo...

Animo campeón, que seguro que le acabas cogiendo cariño a la señora de foto y te veo escapando a toda prisa por el ventanuco del baño.
Parabaraba parabaraba
Un abraz

Bulletin dijo...

Tried reading the blog. I still have to learn a lot of Spanish before I can understand it.