sábado, 8 de noviembre de 2008

Un mes en Delhi

Bueno, ya he completado mi primer mes aquí, y es momento de hacer un pequeño balance de lo que he vivido hasta el momento, y también asomarse a lo que me queda por hacer todavía en los siguientes 11 meses de mi etapa en la India.

En general, debo decir que las cosas están saliendo bastante bien. La gente es estupenda, a los estudiantes les gustan mis clases, el ambiente de trabajo es bueno, me transmiten mucha confianza, y Gorang me sigue cuidando muy bien.

Para tranquilizar un poco a paranoicos y agoreros, de momento ni me ha picado ningún mosquito, ni he tenido ninguna diarrea, ningún perro me ha transmitido la rabia, ni ninguna vaca me ha corneado. Eso no quita que no siga con mi prudencia para ciertas cosas, como el beber siempre agua embotellada.

Pero no todo va a ser de color de rosa. No creo, por ejemplo, que llegue a acostumbrarme nunca a los monumentales atascos, el caos y la polución que se palpa, cada vez que salgo del barrio para ir a algún lado. También, el hecho de vivir en tan enorme ciudad, hace que sea más complicado el encontrar un grupo de gente fija con el que juntarme y salir por ahí (tengo en mente ahora, el ambiente que tenía en Vilnius, por ejemplo). Pero en fin, aún es pronto, y tampoco es que me preocupe mucho el no haber salido de copas, apenas un par de días. Tengo que decir que no me aburro para nada, y que siempre hay algo que hacer.

Mi último dia libre fuí al mercadillo de Sarojini Nagar, un sitio en el que puede encontrar de todo a precios irrisorios (previo regateo, claro está). Después del Diwali es cuando empieza a refrescar, así que aproveche para comprarme un par de cosillas de abrigo, al menos para la noche (por el día, la temperatura no baja de 30 grados, con un solecillo muy agradable). Pongo algunas fotillos, y así adorno un poquito esta entrada:







Mirando ahora hacia lo que me espera, ya he empezado a ponerme en serio con el hindi (ya chapurreo algunas cosillas) y lo sigo teniendo entre mis objetivos; también ayer mismo conocí a una maestra de yoga interesada en aprender a enseñar español, así que me huelo que pronto empezará el intercambio de conocimientos; tengo en mente visitar pronto Agra y el Taj Mahal, y en navidades quiero pirarme al Sur unos días; ya estoy empezando a contactar con gente en Mumbai para lo de salir de extra en una peli….muchas cosas que aún me quedan por hacer y que multiplican mis ganas de seguir adelante por estas tierras.

3 comentarios:

paco dijo...

Muy bonito todo, pero ese mono se está resistiendo. Me alegro que poco a poco vayas consiguiendo los objetivos de la lista y a ver si hay algo de parabaraba parabaraba

jurga dijo...

guenas, pakeras!!!
primera vez que me asomo a tu blog,
lo se, soy un desconsiderado,
pero bueno, ando muy liado...
tio, no te lo vas a creer, no habia gretine en casa, y las lentejas no han quedado igual, hay que joerse...
que mas, que mas?? sabes? el "descubrimiento" de este invierno estan siendo los bailes tradicionales lituanos, je je, cada jueves estoy alli como un jabato, polca va, polca viene...:)

tio, la verdad es que sigo flipandolo, con eso de que estes en la India, mira, pase lo que pase, y llegues a cumplir los objetivos de tu lista o no,
la experiencia que estas teniendo es un autentico lujo, y todo lo que vas a aprender y a disfrutar por alli no te lo quitara nadie!!!

aprovechalo doblemente por todos los que querriamos estar alli contigo!!!
se te echa de menos en Vilnius!!!

un abrazote, caiman,
y a seguir al pie del cañon!!!

Nachete

jurga dijo...

vaya, no se por que carajo me llaman Jurga cuando te escribo un mail,,,
en fin, ya sabes,
aun no me he operado de sexo,
sigo siendo el Nacheras golferas:)